CALIFICACION ENERGÉTICA DE VIVIENDAS. INFORME.

Ponentes y participantes en esta Jornada Informativa, profesionales y técnicos, señoras y señores.

En nombre del Gobierno de Aragón y de los profesionales que ejercen sus especialidades en torno a la vivienda en esta Comunidad Autónoma, quiero agradecer al Instituto para la Diversificación Energética y a la Dirección General de la Vivienda, la Arquitectura y el Urbanismo, la organización de estas Jornadas sobre la Calificación Energética de Viviendas.

Es cierto que la vivienda aparece en los medios de comunicación y en en las relaciones cotidianas en un sentido que parece ensombrecer a todos los demás: el de la carestía. El ciudadano está más preocupado, y tiene su perfecta lógica, en el hecho de que, desgraciadamente, la vivienda parece alejarse cada vez más de un nivel mínimo de accesibilidad en su precio. En términos generales, la vivienda llega al ciudadano en términos cuantitativos, de precios.

Afortunadamente, la vivienda tiene otros aspectos en los que se avanza en sentido muy positivo. Aspectos que hasta hace unos pocos años apenas tenían consideración y que, al fin y a la postre, como toda no-calidad, tienen un coste repercutido para el usurio y también para las administraciones, algo que en definitiva supone la derivación de recursos, recursos que hay que detraer de la atención a otras necesidades.

Es evidente que, junto a los medios de transporte o a las grandes infraestructuras, la construcción de viviendas es

una de las actividades que más puede influir en el medio ambiente a través del consumo de energía para su correcto funcionamiento y prolongación como bien inmueble en el tiempo.

Las obras de infraestructura deben superar exhaustivos estudios de impacto medioambiental y junto al proyecto se exige a sus redactores la corrección de los propios impactos. Con los medios de transporte ocurre algo similar y durante años se han incorporado componentes y se ha trabajado e investigado con los combustibles para conseguir una menor afección.

En la vivienda se da una cuestión de esencial importancia; el hecho de que la energía puede estar centrada o almacenada en los propios materiales, de forma que su composición, además de participar de forma activa alargando la vida del edificio, reduce con sus prestaciones la factura energética del propio inmueble. La percepción y puesta en marcha de las prescripciones energéticas tiene, pues, una doble variante.

Tenemos la fortuna de vivir en una sociedad desarrollada, lo que quiere decir que es exigible, aunque parezca una redundancia, el desarrollo de todas las potencialidades posibles.

Durante muchos años, las formas de construir una vivienda normal no contaban en absoluto con aislamiento térmico y menos acústico. No eran en absoluto objetivos en sí mismos pero tampoco formaban parte de los

condicionantes de la construcción. En ocasiones, el aislamiento térmico o acústico se conseguían pero eran una consecuencia secundaria de otros fines o de aspectos de los proyectos de construcción, como el hecho de contar con fuertes muros de carga.

Sin embargo, en España, y en las primeras décadas de este siglo, algunos materiales aislantes ya se conocían. Los revistas de Arquitectura de la época ya contenían publicidad sobre algunos productos de fibra de vidrio muy similares a los actuales.

Pero estos materiales debieron parecer caros o innecesarios, o simplemente desconocidos y en la inmensa mayoría de los casos se construían casas y edificios sin un mínimo aislamiento.

Los tiempos han cambiado, los recursos son mayores y también las exigencias. La calificación energética supone un nuevo paso para la introducción de la calidad en el sector de la construcción. Calidad para el propio inmueble y calidad también para sus inquilinos.

La certificación energética no es un mero trámite burocrático. Es lógico que también en esta actividad se participe en la medida de lo posible en la sostenibilidad del medio ambiente, una participación que es perfectamente posible si se produce una utilización prudente y racional de materiales y recursos.

Espero que esta Jornada haya servido para divulgar formas de hacer y de adaptar la Directiva Comunitaria que implica a los países de la Unión a aplicar las medidas en este sentido. Quiero agradecer la presencia en Zaragoza de los técnicos, profesionales y docentes que han puesto en común sus conocimientos para divulgar y avanzar en esta materia.

Agradezco también muy sinceramente la presencia de todos aquellos que han querido a través de esta Jornada adquirir estos nuevos conocimiento.

Muchas gracias por su presencia y atención. Declaro, pues, clausurada esta Jornada Informativa sobre Calificación Energética de Viviendas.


Archivo Cronológico de Discursos e Intervenciones

Agenda Diaria Oficial |Notas de Prensa | Consejos de Gobierno | Discursos e Intervenciones |
Foto de Portada | Series Fotográficas |Servicio Fotográfico
Medios de Comunicación | Guía de la Comunicación de Aragón | Librería

Fecha Creación: 17-001-2000

Presidencia
Gabinete de Comunicación
Tlfnos. 976.714188/74/69

cido@aragob.es
migracionportal -->