Vivienda: Manos a la obra en Zaragoza

Javier Velasco, consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes

Hace algo más de un mes, el ministro de Economía y Hacienda, Rodrigo Rato, decía en una entrevista que “las autonomías y los ayuntamientos son los responsables del encarecimiento del suelo”. Leí con cierta curiosidad las dos páginas y sólo descubrí en el ministro disculpas e incluso algunas acusaciones directas a comunidades autónomas y ayuntamientos por nuestra supuesta inoperacia en materia de vivienda. Eso sí, en dos páginas de entrevista, el ministro no aportaba ni tan siquiera una sugerencia para salir de esta enorme burbuja que en estos momentos es el mercado de la vivienda.

Hace apenas una semana, todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Zaragoza, con intervención y sugerencias de algunos agentes sociales, fundamentalmente Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores, con cuyos responsables me entrevisté en varias ocasiones sobre esta cuestión, llegaban a un acuerdo para desarrollar a corto plazo suelos urbanizables no programados (de reserva) para la construcción de más de 9.000 viviendas con un cupo mínimo en estos suelos del 75% para VPO.

Vuelvo con el ministro. Decía Rodrigo Rato entre otras cultivadas perlas: “Las autonomías no ejercen su responsabilidad para frenar el encarecimiento de la vivienda”. Seguía aportando soluciones: “España es el país más lento de la UE en creación de suelo urbano”. Y terminaba con una declaración que quizá sobrepase algunos límites: “El estado de las autonomías sólo existe para pedir fondos y no si hay problemas que exigen acción de Gobierno”.

Como consejero responsable de la vivienda en el Gobierno de Aragón quiero felicitar a todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Zaragoza, a Comisiones Obreras y a la Unión General de Trabajadores por el acuerdo alcanzado días atrás. Rodrigo Rato lo veía difícil, todo y en todo el país, y se ha comprobado que con espíritu de colaboración en lugar de arrojar la toalla, como hace el ministro, se puede ver la luz o, en este caso, salida a un problema que afecta a muchas familias aragonesas.

Los grupos municipales y los sindicatos han demostrado que cuando hay voluntad e interés político en solucionar un problema se puede conseguir. En cualquier caso, lo triste es que un ministro no vea soluciones y en Zaragoza, el grupo de su propio partido político y los partidos de la oposición en bloque le quiten la razón en este desaforado reparto de culpas de Rodrigo Rato, para quien la vivienda parece una batalla perdida.

El Gobierno de Aragón quiere colaborar con el Ayuntamiento de Zaragoza -también con el resto, por supuesto- en hincarle el diente a un problema. Y lo quiere hacer porque en lo que va de año el precio de la vivienda en Aragón ha subido el 12% y la previsión para el 2000 es de que el incremento siga en la misma línea. Para muchas familias aragonesas un piso es un sueño cuando debiera ser una posibilidad cierta.

De julio de 1998 a junio de 1999 fueron visadas en la Comunidad Autónoma casi 20.000 viviendas libres, nada menos que un 82% más que en el mismo periodo anterior, un porcenatje que dobla la media nacional. En este mismo periodo, la VPO se ha estancado y apenas alcanzó las 1.600 viviendas.

Dice el ministro de Economía que “estamos haciendo una intervención pública muy importante en la vivienda”. Mi opinión es que el actual Plan de Vivienda no separa el grano de la paja y subvenciona un producto que en amplias zonas del país no se fabrica, la VPO. Puede ser válido para otros regímenes pero no logra el objetivo último.

Con el acuerdo alcanzado en Zaragoza se puede aportar, como espero que ocurra en otras poblaciones, un antídoto a lo que puede ocurrir. Va a subir la vivienda y van a subir los tipos de los préstamos hipotecarios, con lo cual el propio mercado expulsará de él a más personas, cada vez más lejos de obtener las rentas mínimas para comprar.

El proyecto del Gobierno de Aragón es promover 7.000 viviendas protegidas en esta legislatura. No lo podemos hacer solos pero si en una parte y propiciar las condiciones en otros casos. Estoy convencido de que con continuidad en los acuerdos alcanzados por los grupos políticos en el Ayuntamiento y con las aportaciones de los agentes sociales se pueden

alcanzar. Con plena seguridad, el Gobierno de Aragón aportará todo lo necesario para dejar bien claro que los problemas no se solucionan hablando

de ellos y sorteando entre unos y otros las culpas sino con el convencimiento de que deben dejar de serlo.

Insisto, por lo tanto, en apoyar y repartir felicitaciones en lugar de reproches como hace Rodrigo Rato. El Gobierno de Aragón, para llevar todavía más la contraria al ministro, espera lo antes posible colaborar en el desarrollo de este acuerdo y poner a disposisición de los ciudadanos, en forma de suelo y ladrillos, una parte a la solución de sus problemas.


Archivo Cronológico de Discursos e Intervenciones

Agenda Diaria Oficial |Notas de Prensa | Consejos de Gobierno | Discursos e Intervenciones |
Foto de Portada | Series Fotográficas |Servicio Fotográfico
Medios de Comunicación | Guía de la Comunicación de Aragón | Librería

Fecha Creación: 16-11-1998

Presidencia
Gabinete de Comunicación
Tlfnos. 976.714188/74/69

cido@aragob.es
migracionportal -->