DISCURSO EN EL ACTO SOLEMNE DE APERTURA DEL CURSO ACADÉMICO 2000-2001 EN LA UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA.

Paraninfo Universitario, 21 de septiembre de 2000

 

Nuestra alegría de hoy, la del comienzo de un nuevo curso, se ve turbada, una vez más, como consecuencia del dolor y la rabia que nos produce el que vuelvan a existir víctimas inocentes fruto de la sinrazón terrorista en España. Permítaseme que exprese, en nombre de nuestro pueblo, el más sentido pésame, profunda tristeza y amargo dolor compartido por estos hechos a todas las familias afectadas. En una semana hemos sufrido dos atentados, y desde la ruptura de la llamada tregua terrorista estamos padeciendo con gran intensidad el zarpazo del horror en España. Lamentablemente, Aragón no ha permanecido ajeno a la diana de los servidores de la muerte.

El compromiso común que tenemos los españoles de vivir en PAZ y LIBERTAD debemos seguir manifestándolo unidos, sin fisuras, pues no cabe otra solución en este conflicto que el de la victoria de los demócratas. Algunos partidos, históricamente democráticos, como el Partido Nacionalista Vasco deberían reflexionar con urgencia su actual posición política y adoptar decisiones claras, y sin ambages, sobre la violencia y los violentos.

Este nuevo curso académico en la Universidad de Zaragoza, lo iniciamos con la ilusión de enfrentarnos a un nuevo reto: el de cumplir y mejorar la misión de servicio público de la educación superior que tiene encomendada esta Institución Académica en Aragón. No está sola en este objetivo, pues como bien ha podido apreciar durante este último año, el Gobierno de Aragón ha adoptado decisiones decididas de apoyo a nuestra Alma Mater. Éste es el camino por el que va a discurrir el actuar del Ejecutivo autonómico en relación con la educación superior en esta quinta Legislatura de las Cortes de Aragón.

Trabajando en conjunto, Universidad y Gobierno, conseguiremos en un plazo breve una importante mejora en la calidad de la enseñanza superior. De ella se beneficiará, en primer lugar, nuestra sociedad aragonesa y, también, toda la tradicional zona de influencia y relaciones de Aragón: las seis comunidades autónomas españolas vecinas, el Midi pirenaico y la Aquitania.

Para alcanzar esa mejora de la calidad va a resultarnos muy útil -a todos- algunos de los conceptos que el Profesor Doctor don Jesús Joaquín BROTO nos ha explicado en su interesante y brillante lección inaugural. Gracias, profesor. Sus enseñanzas y reflexiones las tendremos en cuenta en el desempeño de las tareas que nos competen.

Estamos ante una institución profundamente viva y dinámica, de vanguardia en muchos aspectos. No puede ser de otra forma, y ello con independencia de los defectos que se atribuyen a las universidades en su funcionamiento. El resumen de la memoria del Curso 1999-2000, que ha hecho pública el Secretario General, ha puesto de manifiesto la importante actividad que desarrolla la Universidad de Zaragoza relacionada con la docencia, el estudio y la investigación. La toma de posesión de nuevos profesores permanentes a la que hemos asistido, las inquietudes y compromisos que ha manifestado el señor Rector son otro claro ejemplo de la vitalidad apuntada.

Pero debemos seguir mejorando, para ofrecer el mejor servicio público posible a nuestros ciudadanos. Debemos estudiar y resolver los problemas de gestión y política universitaria. Hay que seguir fomentando la transversalidad y la formación en valores de los estudiantes universitarios, incluyendo este tipo de educación en los programas y planes de estudio. Es obligado incentivar la internacionalización de los estudios universitarios y la educación para una sociedad global, sin perjuicio de contribuir a mantener, igualmente, las características diferenciales de cada universidad y de las sociedades a las que sirve.

Tenemos el reto de aplicar a la educación superior las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. Hemos de fortalecer nexos de unión permanentes y activos con universidades europeas y latinoamericanas. Debemos seguir cooperando con instituciones internacionales y, en particular, comunitarias, en programas sobre calidad institucional, gobernabilidad universitaria, fuentes de financiación y recursos alternativos, estrategias de innovación, movilidad académica, fracaso escolar...

Es obligación conjunta de la Universidad y del Gobierno, abordar cuestiones sobre el presente y el futuro de la educación superior tales como:

  1. Las demandas sociales a las que debe responder.
  2. Su relación con la ciudadanía, el empleo, el ocio.
  3. La formación permanente.
  4. La tecnología, el humanismo, la ciencia.
  5. El desarrollo sostenible y la satisfacción del ser humano.

Estamos en momento oportuno para cumplir con lo apuntado. El importante informe BRICALL está siendo objeto de debate y mejora. Tal y como apuntaba en la apertura del curso académico del año pasado, coincidiendo con el informe Universidad 2000, en España precisamos una importante revisión de la Ley de Reforma Universitaria. Esta ley, que ha contribuido de forma decidida a la modernización y democratización de la universidad española, necesita con su reforma resolver algunos de los problemas actuales del sistema universitario.

Los rectores de las universidades españolas cuentan con nuestro apoyo en la demanda al Gobierno de la nación de abordar la reforma de la universidad. Una reforma que deberá ser consensuada especialmente con el principal partido de la oposición.

Sin duda:

  1. Hay que completar y desarrollar la regulación del profesorado universitario y de su carrera académica, pensando en el futuro.
  2. Debe reformarse el gobierno y la organización de las universidades, para hacerlas más ágiles y operativas.
  3. Se necesita establecer más claramente la coordinación del sistema universitario nacional.
  4. Los estudios universitarios deben adaptarse a los acuerdos internacionales adoptados en los últimos años, como la Declaración de BOLONIA, y
  5. Necesitamos una clara definición de las competencias universitarias del Estado, de las Comunidades Autónomas y de las propias universidades.

Tal y como indicaba al comienzo de esta intervención, el Gobierno de Aragón está adoptando decisiones decididas con la enseñanza en general, y con la universitaria en particular. En un solo año han visto garantizada, mediante ley, la financiación de la Universidad de Zaragoza para toda esta Legislatura. Con unos incrementos de la subvención incondicionada que aporta la Comunidad Autónoma superiores al triple de la media de lo que había recibido hasta ahora. A lo que se añade la garantía en la planificación, al conocer lo que se va a disponer durante los próximos años.

Esfuerzo, también, en crear un derecho universitario aragonés propio, como los trabajos novedosos ya ultimados de regulación de contratos programa o el diseño avanzado de un modelo de financiación, que aportan nuevas fórmulas en el contexto nacional, y garantías para la Institución académica.

Está próximo a concluirse el Plan de Investigación, y el proyecto de ley de la Ciencia en la Comunidad Autónoma de Aragón. Se han incrementado en un 38 por 100 los recursos destinados a proyectos de investigación en temas de interés para Aragón, mejorado las becas predoctorales y puesto en marcha programas de ayudas como el denominado "Ramón y Cajal", así como fórmulas para la contratación de jóvenes investigadores en el Centro Superior de Investigaciones Científicas.

A propuesta del CONSI+D, ponemos en marcha partidas presupuestarias con el fin de mejorar la infraestructura científica y se está creando una Red de medios de investigación humanos y materiales de la Comunidad Autónoma.

Hemos impulsado la implantación de nuevas titulaciones atendiendo a las demandas sociales y los acuerdos del Consejo Social, con una adecuada distribución territorial en los distintos campus de la Comunidad Autónoma. Se han autorizado la implantación de tres nuevas titulaciones, cuya impartición se inicia en este curso:

-Licenciatura en Ciencias del Trabajo en Teruel,

-Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en Huesca, y

-Diplomatura en Turismo en Zaragoza, mediante la adscripción a la Universidad de las Escuelas de Turismo de la ciudad refundadas en una sola.

Súmese el apoyo que hemos realizado a las enseñanzas universitarias a distancia y a las universidades de verano de Jaca y Teruel.

El Plan Universidad 2000, dedicado a inversiones, impulsado por el Gobierno en el año 1994, llega a su fin con el año, con independencia de incluir en un nuevo instrumento planificador las necesidades que queden pendientes. En un solo año, la Comunidad Autónoma ha invertido en su desarrollo casi tanto como en toda su periodificación. Y mantenemos una importante previsión para el próximo ejercicio.

Las Cortes de Aragón están estudiando y definiendo el modelo de educación superior que queremos para nuestra Comunidad en los próximos decenios. En primavera podremos contar con resultados, planes y proyectos definidos y trazados.

En este panorama de acción apuntado debe incluirse que está en tramitación en las Cortes aragonesas el Proyecto de Ley que modifica la actual del Consejo Social, y que pretende garantizar una más equilibrada representatividad de los distintos representantes y agentes sociales en su participación en el gobierno universitario.

Señor Rector, estamos trabajando en conjunto. El resultado es avance en el camino a recorrer. El Gobierno de Aragón cuenta con la Universidad de Zaragoza. Y me consta que la Universidad cuenta con la sociedad aragonesa a la que sirve. Sin duda seguirá prestando sus conocimientos y ayuda para auxiliarle en la solución de sus retos y problemas.

Señor Rector: me es imposible, en un acto como éste, inhibirme de comentar una de las primeras preocupaciones que tenemos los aragoneses. Durante estos días estamos pasando por una situación delicada y de dificultad, como consecuencia de la presentación del anteproyecto de ley del Plan Hidrológico Nacional. En este debate, ahora iniciado, se está produciendo cierta convulsión en nuestra sociedad, y el decantamiento de los colectivos que la vertebran en contra de esta propuesta. Espero de la única Universidad histórica existente entre Fontibre y Amposta, sus valiosas aportaciones al debate sobre el intento de hacer cargar en el río Ebro la responsabilidad en exclusiva de una solución temporal de unos supuestos déficit hídricos de otras cuencas.

No tengo ninguna duda de la implicación de la Universidad aragonesa en éste que, posiblemente, es el problema que más preocupa hoy a nuestra sociedad.

Nada más Rector; señoras y señores: muchas gracias.


Archivo Cronológico de Discursos e Intervenciones

Agenda Diaria Oficial |Notas de Prensa | Consejos de Gobierno | Discursos e Intervenciones |
Foto de Portada | Series Fotográficas |Servicio Fotográfico
Medios de Comunicación | Guía de la Comunicación de Aragón | Librería

Fecha Creación: 21-09-2000

Presidencia
Gabinete de Comunicación
Tlfnos. 976.714188/74/69

cido@aragob.es
migracionportal -->