INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ARAGON EN LA ENTREGA DEL PREMIO ARAGON GOYA DE GRABADO 2000 EN FUENDETODOS


Excelentísimas e Ilustrísimas autoridades, señoras y señores, queridos amigos: Buenos días,

Satisfacción, enorme satisfacción y honor por estar hoy aquí en Fuendetodos, cuna de nuestro más insigne artista universal, son las dos palabras que mejor pueden expresar mis sentimientos al estar junto a Mariano Rubio Martínez, maestro por artista, maestro por docente, y maestro por su humanismo y grandeza. Y es doble el honor cuando, hoy, el Gobierno de Aragón le hace entrega del Premio Aragón Goya de Grabado y le honra, por tanto, con la máxima distinción que otorga esta Comunidad Autónoma, expresando así el debido reconocimiento público a toda su trayectoria artística.

Este Premio se estableció con motivo de la celebración del 250 aniversario del nacimiento del pintor Francisco de Goya en Fuendetodos, con el ánimo de que el nombre de Goya figure siempre unido al de la Comunidad Autónoma Aragonesa y al de sus más representativos artistas.

Aragón se puede sentir orgulloso de muchas cosas: del tesón y empuje que ponemos en reivindicar nuestras necesidades y plantear nuestras carencias, porque somos solidarios, aunque no somos diferentes. Pero indudablemente, Aragón que ha sido cuna de grandes artistas que han llenado de contenido la historia de la intelectualidad, de la cultura y de la ciencia, es en la actualidad una extraordinaria cantera de artistas vivos, que son los mejores embajadores de nuestra Cultura, y a ellos debemos el máximo respeto y reconocimiento, por su trabajo callado, sufrido en muchas ocasiones, y abierto siempre a la creación y a la máxima libertad expresiva.

Mariano Rubio es un excelente ejemplo de todo ello. Nadie niega que la condición del pintor auténtico es lograr crear en su obra un universo propio como hicieron los pintores del pasado que en su obra fijaron su entorno, apropiándose de él con mayor o menor fidelidad. Si Mariano Rubio se siente próximo al último Goya, al lúcido mundo falto de fe y sin esperanza que reflejó en las llamadas “pinturas negras”, si le atrae su paleta sorda y ágil, es porque ambos artistas tienen mucho en común; quizás esa forma de expresarse en la que reina la pintura silenciosa y profunda de su arte.

En su madurez expresiva, lo primero que llama la atención, es su dominio del oficio, del que es plenamente consciente cuando él mismo dice: “Los artistas de mi generación hemos tenido una formación casi cruel. Nos formamos durante una guerra civil y una posguerra mundial, totalmente a espaldas de lo que era el arte fuera de nuestras

fronteras. Hubo sin embargo, algo positivo, la adquisición de un oficio sólido. Y cuando el panorama se abrió nos encontró preparados”.

La obra del maestro releva pues la continua necesidad de expresar un mundo interior que se nutre del pensar, de la reflexión densa y profunda, en el que la trivialidad no tiene cabida; aunque como buen aragonés sí se percibe en sus cuadros la sorna y el destello fino del humor. Esa forma de ser de un hombre afable aunque rudo que respira y transmite buen humor y que nunca pierde la calma, demostrando al tratarlo y al contemplar su obra un acervo de tenacidad y de osadía que asombra. Esto es lo que escriben los expertos que conocen su figura y su obra.

En Mariano Rubio destacan muchas virtudes: el dominio del oficio, su búsqueda hacia la conquista de la máxima libertad expresiva, y su labor

incansable y tenaz del maestro que vive para enseñar todo lo que sabe, y enseña para seguir aprendiendo. Esa cualidad tan entrañable y tan sabia hace que el maestro (pintor y grabador, artista total) continúe haciendo alarde de esa jovialidad que le caracteriza y que a todos nos contagia cuando se le conoce de cerca.

Dice Heidegger que el tiempo es una especie de proyecto en el que cualquier aspecto del pasado y toda raíz del futuro se funden con el presente. En nuestro premiado, el aserto del alemán se hace realidad cuando él mismo tituló “SIN LÍMITE EN EL TIEMPO Y EN EL ESPACIO” una de sus más recientes creaciones, exposición mostrada en Zaragoza hace unos meses.

Gracias, maestro por tu trayectoria, por permitirnos a los espectadores del arte continuar saboreando el

trabajo bien hecho, y por tu vocación docente, que esperamos puedan seguir disfrutándola muchas

generaciones de jóvenes artistas. MUCHAS GRACIAS.

Marcelino Iglesias Ricou

Presidente del Gobierno de Aragón


Archivo Cronológico de Discursos e Intervenciones

Agenda Diaria Oficial |Notas de Prensa | Consejos de Gobierno | Discursos e Intervenciones |
Foto de Portada | Series Fotográficas |Servicio Fotográfico
Medios de Comunicación | Guía de la Comunicación de Aragón | Librería

Fecha Creación: 28-11-2000

Presidencia
Gabinete de Comunicación
Tlfnos. 976.714188/74/69

cido@aragob.es
migracionportal -->