INTERVENCION DE S.E. EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ARAGON EN LA APERTURA DEL CURSO 2005-2006 DE LA UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA

19 de septiembre de 2005. Edificio Paraninfo de la Unviersidad.




Excelentísimo Señor Rector Magnífico de la Universidad de Zaragoza,

Señor Consejero de Ciencia, Tecnología y Universidad,

Excelentísimas e Ilustrísimas Autoridades,

Miembros de la Comunidad Universitaria,

Señoras y Señores:

Inauguramos hoy un nuevo curso en la Universidad de Zaragoza, la Universidad Pública de Aragón.

Este será un curso marcado por importantes novedades.

El resumen de la Memoria del curso 2004-05, que ha hecho público el Secretario General; la toma de posesión de los nuevos profesores permanentes a la que hemos asistido; la lección magistral que ha dictado el profesor-doctor don Antonio HERRERA MARTEACHE, que nos ha ayudado a reflexionar sobre un tema tan sensible para los ciudadanos como es la seguridad alimentaria, y la detallada intervención del. Sr. Rector, han puesto de manifiesto las inquietudes, proyectos, compromisos y vitalidad de la Universidad para el curso que comienza.

La Universidad de Zaragoza comienza este curso en un contexto nuevo, el establecido por la Ley de Ordenación del Sistema Universitario de Aragón.

Esta Ley fue aprobada con amplia mayoría en el parlamento aragonés, y nace con vocación de estabilidad.

En esa norma se refleja la política universitaria aragonesa, pero en ella no se agota la política universitaria del Gobierno de Aragón.

En este contexto, estamos dispuestos a desarrollar plenamente nuestra capacidad de planificación y ordenación del sistema universitario aragonés, desde el más escrupuloso respeto a la constitucional autonomía universitaria.

Esa es nuestra responsabilidad ante los ciudadanos. Por ello ha sido objetivo prioritario de mi Gobierno y va a seguir siéndolo, más si cabe, en los tiempos de cambio que se aproximan.

La Universidad de Zaragoza es el elemento central de nuestro sistema universitario, porque ninguno podemos olvidar que la educación (en palabras de Giner de los Ríos) es siempre imagen de la sociedad cuyos hombres forma; es y vale en cada tiempo lo que permite el ideal y el estado de la sociedad.

El Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad y el Equipo Rectoral están ultimando el modelo de financiación que proporcionará mayor estabilidad financiera a la Universidad, le permitirá realizar una planificación a medio plazo y llevar a cabo una eficiente gestión de los recursos públicos.

No podemos desconocer que la financiación de la Universidad de Zaragoza ha venido creciendo desde el año 2000, a una media de casi el 11% anual. Lo que necesitamos es fijar un modelo que, mediante la planificación, permita el mejor aprovechamiento de estos recursos.

En este modelo previsto en la Ley universitaria, además de la transferencia básica, la Universidad recibe otros recursos procedentes de la Comunidad Autónoma.

En primer lugar, la financiación vinculada a la realización de inversiones en infraestructuras.

Hemos proporcionado un fuerte impulso a la mejora de las instalaciones universitarias.

Hace unos meses inaugurábamos la remodelación de la Facultad de Ciencias.

En fechas próximas inauguraremos el Vicerrectorado de Teruel y el Pabellón Polideportivo y la actual sede del Vicerrectorado de Huesca.

Están en ejecución la rehabilitación de la Residencia de Niños de Huesca, la reforma de la antigua capilla de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, el Centro de Encefalopatías Espongiformes. Y una instalación que sitúa a nuestra Comunidad como referente internacional en la investigación de astropartículas: el Laboratorio Subterráneo de Canfranc.

Próximamente se adjudicarán las obras de construcción del edificio que albergará a los Institutos Universitarios de Investigación.

Pero existen otros muchos proyectos, como la construcción de las nuevas Facultades de Ciencias Económicas y de Educación, la rehabilitación de la Facultad de Filosofía y Letras y del antiguo seminario de Huesca, la remodelación de la residencia “Pablo Serrano” de Teruel y la adaptación de espacios para la implantación de nuevas titulaciones.

Todas estas actuaciones se incluyen en un nuevo plan de infraestructuras, el Plan Universidad 2012, que el Departamento está acabando de concretar con el Equipo Rectoral, y en el que se han atendido todas las demandas planteadas por la Universidad de Zaragoza.

De entre los proyectos de infraestructura universitaria, quiero destacar muy especialmente la rehabilitación de este edificio Paraninfo, que vamos a unir de forma emblemática a la Expo 2008.

Un segundo tipo de financiación es la vinculada a la consecución de objetivos de mejora de la calidad de la docencia, la investigación y la gestión.

El reto de la convergencia europea nos va a exigir a todos un esfuerzo sobreañadido.

Al profesorado, para introducir nuevas metodologías docentes y prestar una gran dedicación a la investigación. A los alumnos, para que su aprendizaje sea cada vez más autónomo y responsable. Al personal de administración y servicios, para prestar los mejores servicios a toda la comunidad universitaria. Y a los responsables universitarios, que tendrán que introducir nuevos sistemas de organización para hacer cada vez más eficiente la gestión de los recursos que la sociedad pone en sus manos.

Para alcanzar estos objetivos de mejora seguiremos utilizando los contratos-programa, sistema ampliamente utilizado en el resto de universidades públicas españolas.

La semana pasada firmamos un nuevo contrato-programa, que supone un millón de euros, con distintos objetivos destinados a la mejora de la calidad universitaria.

En este curso, además, se implantan nuevas titulaciones: Filosofía, y Optica y Optometría en el campus de Zaragoza, e Ingeniería Técnica en Construcciones Civiles en el centro adscrito de La Almunia.

Para el curso próximo se pondrá en marcha la titulación de Bellas Artes en Teruel y la de Odontología en Huesca.

Se hará así efectiva la primera fase del Acuerdo de Reordenación de la Oferta Académica. Avanzamos de esta forma hacia la descentralización, siguiendo el modelo aprobado por las Cortes de Aragón.

El tercer tipo de financiación contemplado en la LOSUA está vinculado a incentivar la investigación

Señor Rector, sabemos que el nivel de calidad de la educación superior se fundamenta, en gran parte, en la investigación, que perdería parte de su sentido si sus resultados no fuesen transferidos a la sociedad que la sustenta y, en primera instancia, a los alumnos, directos usuarios de la institución universitaria.

En el marco del II Plan Autonómico de Investigación, Desarrollo y Transferencia de Conocimientos de Aragón, continuaremos desarrollando las iniciativas que han mejorado la imagen de progreso y modernidad de la comunidad científica aragonesa y han servido para mejorar la posición de nuestra Comunidad Autónoma en el conjunto del Estado.

La nueva Ley de Ordenación dedica una financiación especial a la investigación en la Universidad de Zaragoza.

Queremos incrementar sensiblemente estos recursos, ampliando las infraestructuras y equipamientos científicos.

Pero la clave para el progreso científico es la calidad y dedicación del personal investigador.

Incentivaremos a nuestros investigadores, liberando a los excelentes de parte de sus obligaciones docentes, consolidando y financiando los grupos de investigación, mejorando las condiciones para la incorporación de los jóvenes y apoyando los proyectos de investigación desarrollados en Aragón, sobre todo aquéllos que tengan una relación más directa con los objetivos estratégicos de nuestra Comunidad Autónoma.

En esta misma línea de progreso social se incluyen las principales iniciativas y proyectos que ha puesto en marcha el Gobierno de Aragón, como las Plataformas Logísticas, a las que hemos asociado los estudios de Zaragoza Logistic Center, la extensión de redes para la Sociedad de la Información, la creación de Centros de Innovación Tecnológica como Walqa, el apoyo a la innovación empresarial a través del Instituto Tecnológico de Aragón (ITA) y el desarrollo de nuestra industria agroalimentaria con la destacada participación del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA).

Muchas gracias, Sr. Rector, por la presencia activa de la Universidad de Zaragoza en todos estos proyectos.

Nuestro principal objetivo es una Universidad pública competitiva, con recursos suficientes para garantizar el derecho de los aragoneses a una educación superior de calidad y reconocida por la excelencia de su investigación.

Esos van a ser los criterios fundamentales de la Agencia de Calidad y Prospectiva, de próxima creación.

Pero, al mismo tiempo, queremos una Universidad cada vez más implicada en el tejido social aragonés, por lo que en cuarto lugar vinculamos finaciación a la mejora de las relaciones de la Universidad con la sociedad

En ese sentido, pretendemos que el nuevo Consejo Social sea el punto de encuentro entre la sociedad y su Universidad y seguiremos apoyando las iniciativas que vayan dirigidas a extender la influencia de la Universidad de Zaragoza fuera de los límites del campus.

Queremos una Universidad cercana a la sociedad, pero también una institución participativa, en la que toda la comunidad universitaria se sienta embarcada en un proyecto común.

Y, sobre todo, tenemos la responsabilidad de garantizar la igualdad de oportunidades.

Sin equidad no hay calidad.

Hoy en día, la formación universitaria ya no puede circunscribirse a un solo campus y resulta especialmente valioso el intercambio de alumnado entre universidades.

Por esta razón, vamos a seguir apoyando los programas de movilidad, tanto hacia universidades europeas como latinoamericanas.

El programa europeo Erasmus favorece la comprensión intercultural y nos permite compartir nuestra sociedad con estudiantes de toda Europa. En él tenemos una de las principales herramientas para que las generaciones de aragoneses que nos siguen no entiendan la frontera como un límite, construyendo un Aragón de más amplios horizontes, más libre.

Para los estudiantes con menos recursos, establecimos las becas complementarias del programa Erasmus, que, por su enorme potencial de transformación, vamos a consolidar y ampliar en los próximos años.

Sr. Rector, usted conoce los esfuerzos del Gobierno de Aragón por nuestra Universidad.

Queremos seguir colaborando con la Universidad de Zaragoza para que sea una universidad humana y humanista, comprometida con la calidad y la profundidad del saber

Una universidad competente y competitiva, armonizada con instituciones similares europeas, para abordar con garantías el proceso de convergencia en el Espacio Europeo de Educación Superior.

Una universidad centrada en el estudiante y abierta a la sociedad y sus anhelos.

Estamos convencidos de que la Universidad de Zaragoza contribuirá de forma decidida, como lo ha hecho siempre, a impulsar las iniciativas estratégicas que estamos poniendo en marcha para el crecimiento de nuestra Comunidad Autónoma y ayudará a que abordemos, entre todos, el desafío colectivo de transmitir a las generaciones futuras un mundo mejor.

Muchas gracias


Fecha Creación:19-09-2005

Presidencia
Gabinete de Comunicación
Tlfnos. 976.714188/74/69

cido@aragob.es