MENSAJE DE FIN DE AÑO DEL PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ARAGÓN

Zaragoza. 30 de diciembre de 2005

Marcelino Iglesias

Este año que concluye hemos celebrado el trigésimo aniversario de la Coronación de Don Juan Carlos como Rey de España. Un feliz acontecimiento que coincide con los años de desarrollo Constitucional. En esta etapa el despliegue de las Comunidades Autónomas ha sido fundamental y ha coincidido con los mejores años de progreso de Aragón.

Los aragoneses hemos demostrado en estos años nuestra capacidad de autogobierno. Hemos comprobado como aumentaba nuestro bienestar a medida que incrementábamos nuestra autonomía.

Para seguir en este camino y responder a los retos de las nuevas generaciones de aragoneses, hemos emprendido la Reforma de nuestro Estatuto de Autonomía. Una Reforma que se basa en dos principios: Respeto a la Constitución y máximo consenso entre todos los partidos políticos.

Mantenemos el compromiso de concluir los trabajos en nuestras Cortes en las próximas semanas, para que el nuevo Estatuto pueda entrar en vigor antes de las elecciones autonómicas del año 2007.

Este año hemos consolidado una tendencia de la que todos podemos sentirnos muy orgullosos: tenemos la mejor tasa de empleo y el mayor crecimiento de población de nuestra historia.

Una tendencia que, gracias a los proyectos que hemos puesto en marcha, nos permitirá seguir creciendo por encima de la media española y de la media europea en los próximos años.

Esa tarea no podríamos desarrollarla sin la aportación de muchos trabajadores extranjeros. Su llegada ha supuesto para nosotros una oportunidad que debemos tratar con responsabilidad y espíritu integrador.

Comienza un año en el que Aragón verá iniciado un gran proceso de transformación. Acaban de comenzar las grandes obras ligadas a la Exposición Internacional de 2008, que convertirán a Zaragoza en una de las mejores ciudades europeas.

Y queremos que los efectos de la Expo se extiendan por toda la Comunidad Autónoma y para ello, nuestro Gobierno ha puesto en marcha el Plan Aragón 2008. Una apuesta que permitirá mejorar nuestras infraestructuras; que propiciará el desarrollo territorial en áreas como la logística, el turismo o la investigación, y que mejorará los equipamientos culturales, deportivos o museísticos en Aragón.

El año 2006 también veremos hecha realidad una vieja aspiración aragonesa: la puesta en marcha de la televisión autonómica. Junto a la radio, que ya funciona desde hace unos meses, serán un elemento de cohesión y conocimiento entre los aragoneses.

Viejos proyectos que con el empeño de todos estamos resolviendo. Como la recuperación de la estación internacional de Canfranc, cuyos trabajos previos ya están en marcha, o la vuelta de los Bienes de Arte de las parroquias orientales de Aragón, de los que esta misma semana hemos tenido de nuevo buenas noticias.

No quiero concluir esta intervención sin referirme expresamente a la provincia de Teruel y mostrar la confianza en que el Plan Especial aprobado por el Gobierno de España supondrá un salto cualitativo en las expectativas de una provincia que también ha entrado en la senda del crecimiento económico y demográfico.

Saben que soy optimista y que confío plenamente en el futuro de Aragón. Hemos iniciado una etapa, coincidente con el comienzo del siglo XXI, que será de grandes oportunidades para nuestra tierra.

Tenemos a nuestro alcance invertir una tendencia de muchos años en la que nuestros jóvenes han tenido que ir a trabajar fuera de Aragón, por otra etapa que nos permite integrar a muchos trabajadores que vienen a vivir con nosotros para contribuir y colaborar a nuestro progreso.

Está a nuestro alcance cambiar una sociedad desmoralizada y sin objetivos por otra con ilusión y confianza en sus propias fuerzas y en su futuro.

Aragón está en un momento crucial y no vamos a desaprovechar todas estas oportunidades.

En este mensaje de fin de año quiero hacer un llamamiento a todos a sumarse a los grandes objetivos de este momento tan decisivo en nuestra historia.

Feliz año 2006.


Presidencia
Gabinete de Comunicación
Tlfnos. 976.714188/74/69

cido@aragob.es