El Justicia de Aragón

EL JUSTICIA DE ARAGÓN, o caballero que por nombramiento real, a propuesta del Reino, se erigía en juez medio entre éste y el Monarca, tiene su origen en el justicia de la Corte, cuya presencia se detecta hacia 1162. Se trata de un ricohombre, que pronunciaba las sentencias tras la deliberación del rey con los barones, o que asesoraba al mayordomo, cuando éste era el que actuaba en uso de su jurisdicción propia. Su presencia se acentúa a partir de 1221 y su situación se consolida tras la Cortes de 1265 y a través del Privilegio General de 1283, que confirman su condición de juez medio y le atribuyen la capacidad de intervenir en las decisiones reales sobre la retirada o el embargo de los honores a los rícoshombres y el de las mesnadas a los mesnaderos. Se constituye también en el principal guardián del ordenamiento foral.


La institución del justicia ha sufrido diversos avatares a lo largo de la Historia por su defensa de las leyes y llegó a soportar crueles represalias en el ejercicio de su poder. Los sucesos más tristes y conocidos acaecieron el 20 de diciembre de 1591, cuando el joven Juan de Lanuza, que había heredado en el cargo a su padre, fue ejecutado por enfrentarse a la voluntad del Rey de España, Felipe II, que había penetrado en Aragón con sus ejércitos, contrariando Fueros que el mismo Rey había firmado y se había obligado a respetar. Juan de Lanuza fue decapitado en un cadalso levantado en el Mercado de la ciudad de Zaragoza. La institución quedó abolida definitivamente en 1711, con la promulgación de los decretos de Felipe V.


La figura del justicia se recuperó en Aragón con la aprobación del Estatuto de Autonomía, aunque sus funciones son diferentes a las ejercidas históricamente. Se trata de un Ombudsman o Defensor del Pueblo, a semejanza de las figuras creadas en los países nórdicos. Su misión es la de proteger y defender los derechos y libertades individuales o colectivos, reconocidos en el Estatuto, la tutela del ordenamiento jurídico aragonés, velando por su defensa y aplicación, y la defensa del Estatuto. El Justicia de Aragón es elegido por las Cortes para un mandato de cinco años. Desde el asentamiento de la democracia tres personas han desempeñado este cargo: Emilio Gastón, Juan Monserrat, y, en la actualidad, Fernando García Vicente. Su sede se encuentra en un palacio del siglo XVI, completamente restaurado, situado en el Casco Histórico de Zaragoza, el Palacio de Armijo.


Las Instituciones Aragonesas

Diputación General de Aragón | Cortes de Aragón | Edificio Pignatelli | Palacio de la Aljafería | Palacio de Armijo


Fecha Creación: 26-2-1996.

Presidencia
Gabinete de Comunicación
Tlfno. 976.714188 / 74 / 69

cido@aragob.es
migracionportal -->