/2006

EL NUEVO REGLAMENTO DE CAZA BENEFICIARÁ A LOS CAZADORES LOCALES EN LAS FUTURAS RESERVAS

También refuerza la seguridad en la caza, con la creación de las figuras de acompañante de rececho y responsable de batida. Para obtener una nueva licencia se requerirá superar una prueba teórica. El Reglamento sale mañana a información pública en el BOA.

E.S.S.

El nuevo Reglamento de Caza de Aragón beneficiará a los cazadores locales en las futuras Reservas de Caza que se creen en Aragón. Según el documento, que sale mañana a información pública a partir de mañana con su publicación en el Boletín Oficial de Aragón, se considerarán cazadores locales a aquellos que tengan un mínimo de dos años de pertenencia a la sociedad gestora de cotos cuyos terrenos se integren en las Reservas de Caza en el momento de su creación. Además, serán cazadores locales aquellos que tengan establecida su residencia habitual y permanente en los términos municipales que estén incluidos total o parcialmente en el territorio cinegético correspondiente, o los que no siendo residentes, sean propietarios o titulares de las fincas durante un periodo de diez años.

Asimismo, el Consejo de Caza tendrá una representación más plural, con la incorporación de representantes de las comarcas y de las sociedades gestoras de los cotos, en un foro en el que también estarán ayuntamientos, Federación Aragonesa de Caza, asociaciones ecologistas y agrarias, propietarios y titulares de cotos, además del Gobierno de Aragón.

MAYOR SEGURIDAD

El nuevo Reglamento, que ya ha sido presentado en el Consejo de Caza, propone la creación de algunas iniciativas que dotarán de mayor seguridad a la práctica de esta actividad, como la obligación de tener un seguro vigente o la necesidad de superar unas pruebas teórico-prácticas para obtener la primera licencia de caza, entre otras novedades.

En los cotos beneficiarios de permisos para la caza de ciervo, sarrio y cabra montés deberá existir la figura del “acompañante o secretario de rececho”. Entre sus funciones destacan las de asesorar personalmente al beneficiario del permiso de rececho sobre la zona de caza y el ejemplar a abatir, velar por la correcta colocación del precinto en la pieza abatida, y cumplimentar una ficha de captura que deberá entregar al titular del coto, así como la matriz del precinto utilizado. Los acompañantes o secretarios de rececho serán personas mayores de edad, conocedoras del terreno cinegético, avalados por la Federación Aragonesa de Caza y acreditados por el Gobierno de Aragón.

Además, en batidas de ciervo, deberá existir un “responsable de batida” que cumplirá las condiciones de identificación, capacitación y acreditación, descritas para el caso de los acompañantes o secretarios de rececho. Sus funciones son las de velar por el correcto planteamiento y desarrollo de la batida; la observancia de las medidas que garanticen la seguridad de los participantes y de terceros; cumplimentar una ficha por cada batida de caza, y la correcta colocación de los precintos en las piezas abatidas.

El Reglamento, que desarrolla la Ley 5/2002 de Caza de Aragón, crea un Registro, en el que figurarán terrenos cinegéticos, cazadores, cetreros, listado de infractores, entidades colaboradoras, guardas y permisos de posesión de hurones.


Fecha : 16-02-2006

Archivo Cronológico de Notas de Prensa


Presidencia
Gabinete de Comunicación
Gobierno de Aragón
Tlfnos. 976.714188/74/69

cido@aragob.es