A las Artes



Alejandro CAÑADA VALLE

Nació en 1908 en la localidad turolense de Oliete. De vocación temprana, en 1929 y 1935 estudia Bellas Artes en la Escuela Superior de Pintura y Dibujo de Madrid, pensionado por la Diputación Provincial de Teruel. En 1936 obtiene una plaza de catedrático de instituto, que no ejercerá debido al estallido de la Guerra Civil. Terminada ésta, y tras su matrimonio con María Angeles Peña, se traslada desde Oliete, donde había permanecido hasta 1940, a Zaragoza. Aquí, en 1945 abre su primer estudio para la enseñanza de las Bellas Artes, cubriendo una de las carencias de la ciudad en el terreno artístico.

Durante cincuenta años de docencia pasarán por su estudio más de seis mil alumnos. Esta ingente labor no resta mérito a su obra creativa: alcanza un gran prestigio como restaurador y muralista, trabajando mucho para las iglesias y algunas instituciones civiles. En su evolución artística destaca a partir de 1965 la época en que surgen las piedras en su obra como elemento expresivo: con ellas construye rostros y formas humanas como los de la colección "Primeros planos del siglo XX".

En 1964 es elegido académico de número de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis de Zaragoza. En 1983, el Ayuntamiento de Zaragoza el nombra hijo adoptivo de la ciudad. En 1989 la Diputación de Zaragoza organiza un homenaje a su figura y obra, y en 1995 Teruel le concede la Medalla de Oro de los Amantes y la Diputación turolenses le otorga la Cruz de San Jorge.

En 1998, con ocasión del 50 aniversario de la apertura del primer estudio del pintor en Zaragoza, el Gobierno de Aragón, la Diputación de Teruel y el Ayuntamiento de Zaragoza organizan una exposición antológica con sus obras desde 1931 a 1992. En 1999, el Gobierno de Aragón le concede el Premio Aragón-Goya, con el que se reconocía expresamente la influencia de Cañada como docente en la formación de las generaciones de artistas aragoneses que han ido sucediéndose en las décadas finales del siglo XX. El premio le fue entregado en un acto que se celebró en la iglesia de San Juan el Real de Calatayud, y en su nombre acudió a recogerlo su hija Mariángeles.

El 13 de mayo de 1999, a los 91 años, Alejandro Cañada falleció en Zaragoza.




Gobierno de Aragón
Presidencia
Gabinete de Comunicación
cido@aragob.es